NUESTRO PATRONO

Jorge nació en Capadocia (la actual Turquía) en el siglo III. Su padre era Geroncio, un soldado del Imperio romano de Oriente que murió al poco de nacer Jorge. Su madre, Policromía, le llevó con ella a su ciudad natal: Lydda (La actual Lod, en Israel), donde creció y acabó convirtiéndose también en soldado, alcanzando rápidamente un puesto destacado. Llegó al puesto de tribuno, y fue destinado a Nicomedia con la guardia personal del emperador.

Ignoramos si era cristiano antes de pertenecer al ejército, o si se convirtió durante su permanencia en él, pero el caso es que, en los años 303-304, el emperador Diocleciano emitió una serie de edictos por los cuales se obligaba a los cristianos a hacer sacrificios a los dioses romanos y se perseguía a los que se negasen a hacerlo. Este momento fue conocido como “la Gran Persecución de Diocleciano”, y tuvo un alcance terrible. Diocleciano ordenó a san Jorge perseguir y ejecutar a los cristianos, pero él se negó, atreviéndose a criticar la decisión tomada por el emperador en su presencia.
Diocleciano reaccionó violentamente, ordenó su tortura y ejecución. Así, en abril de 303, frente a las murallas de Nicomedia, san Jorge fue torturado cruelmente durante varios días. La tradición nos dice que se usaron cuatro métodos distintos de tortura y fue decapitado el día 23, se dice que sin elevar una sola queja.

Se cree que su ejemplo alentó a muchos cristianos a resistir, entre ellos a una sacerdotisa pagana conversa y a la emperatriz Alejandra, esposa de Diocleciano, que fueron también martirizadas. San Jorge fue enterrado en Lydda (al final un pequeño video de la iglesia que custodia sus restos).

A lo largo de la historia, san Jorge se ha convertido en el patrón de muchos reinos y ciudades (especialmente durante la Edad Media); entre los más conocidos figuran: Aragón, Inglaterra, Georgia (a la que también le da el nombre), Génova, Moscú (cuya bandera es un san Jorge a caballo con fondo granate), Portugal, Cataluña, Cáceres...

También es santo patrón del estamento de caballería de los ejércitos de Rusia, del movimiento Scout y de las Órdenes Teutónica y de Calatrava.

Su emblema es una cruz roja con brazos que llegan hasta los extremos y fondo blanco. Fue utilizada profusamente y, aún ahora, puede verse en multitud de banderas nacionales y regionales, con el notable ejemplo de la enseña de Inglaterra, conformada exclusivamente por la llamada “Cruz de San Jorge”.

Iconográficamente se le suele representar a lomos de un caballo blanco, sujetando una lanza clavada en un dragón, que suele aparecer a sus pies, y recubierto de armadura, a modo de caballero de Dios victorioso contra el mal.

Desarrollo por San Pablo Multimedia